viernes, 14 de octubre de 2011

Rastrilladas y parajes del Mamüll Mapu

Las rastrilladas fueron las primeras vías de comunicación que utilizó el hombre en su andar por las pampas desde antiquísimos tiempos. Originadas por el incesante tránsito, fundamentalmente por el arreo de ganado, vinculaban las áreas de frontera con la pampa central y la cordillera, uniendo puntos de subsistencia y referencia, básicamente aguadas, médanos y cursos de agua. Una parte sustancial de esta intrincada red de caminos existió en el Mamüll Mapu, vinculada a la trama general de rastrilladas. Las mismas fueron escenario del tránsito del malón en sus incursiones fronterizas, como así tambien de las fuerzas militares en sus expediciones punitivas, de exploración y de avances de fronteras. El replanteo de las mismas en la cartografía I.G.N. de hoy, con el marco de apoyatura que brindan la cartografía antigua, las primeras mensuras practicadas en las tierras pampeanas y la fotografía satelital, nos permiten interpretar y asociar datos e informaciones para localizar parajes y sus conexiones a través de estos caminos. Se observa la convergencia de las grandes rastrilladas que surcaban lo que hoy es el sur de San Luis, Córdoba y Santa Fe y noroeste de Buenos Aires hacia el Mamüll Mapu, donde se hallaban los grandes cacicazgos ranquelinos como Leubucó, Poitahué, Nahuel Mapu, Marivil, etc. Los parajes de mayor relevancia fueron cambiantes desde el siglo XVII, donde casi no había población, al siglo XVIII donde se denotan las primeras presencias y al siglo XIX donde se verifica la expansión, esplendor y decadencia de la nación ranquel. La recuperación de topónimos que registran mapas y planos, en particular el trabajo del agrimensor, quien a su vez expresa la acepción etimológica de los mismos y contribuye por lo tanto a interpretar razones de la toponimia aborigen, favorece a este intento de preservación.






3 comentarios:

  1. Maravillosa página y material. Felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Llevó tiempo y esfuerzo juntarse con el material y recorrer muchos caminos pampeanos, para poder escribir esta aproximación de lo que fueron las vías de comunicación y los parajes que tenían nuestros aborígenes en el área pampeana. Seguramente tendrá errores, y futuros trabajos podrán mejorar este intento.

      Eliminar
  2. Felicitaciones. Buen trabajo. Hay vocación y voluntad para dedicarle a un tema interesante por demás, que es necesario rescatar, documentar y no olvidar. Adelante...

    ResponderEliminar